Rate this post

Bismark Espinoza Martínez, nicaragüense de 32 años, fue detenido en Costa Rica como sospechoso del asesinato de la turista Carla Stefaniak, estadounidense de origen venezolano.

El director general del Organismo de Investigación Judicial, Walter Espinoza, declaró ayer a los medios que los agentes allanaron la vivienda del Espinoza Martínez, quien era guardia de seguridad y se hospedaba justo en el apartamento del lado de donde estaba la turista de 36 años.

Las autoridades detectaron que la versión de Espinoza Martínez era incompatible con la investigación y presentaba muchas contradicciones.

“La persona inculpada por el homicidio estuvo cerca de ella, tuvo oportunidades temporales y especiales para ejecutar el hecho delictivo y surgió como sospechoso a consecuencia de toda la investigación, que permitió detectar que la versión era incoherente e incompatible con las pruebas”, afirmó la policía.

Según el reporte de la Dirección de Migración, el sospechoso ingresó al país desde el pasado mes de junio y está en condición irregular.

Citando una página de FacebookCNN reportó que el padre de la víctima había confirmado la identidad del cadáver, anoche.

El cuerpo “fue encontrado a 300 metros del apartamento y falleció como consecuencia de lesiones recibidas con arma blanca en cuello y extremidades superiores, pero además tiene un golpe contuso fuerte en la cabeza“, reportó el director general.

Stefaniak llegó a Costa Rica el 22 de noviembre junto con una cuñada para pasar unos días de vacaciones, y tenía previsto regresar a Florida, donde residía, el miércoles 28.