Irak.- La policía eslovaca detuvo en la madrugada a 78 migrantes de Irak, Irán y Siria que intentaban atravesar el país en dos camiones para llegar a Alemania.

Los agentes dieron el alto a los camiones, que llevaban conductores turcos, poco después de medianoche en la localidad occidental de Zilina, dijo la portavoz policial Denisa Baloghova.

Los migrantes, entre los que había mujeres y niños, subieron a los camiones en Rumanía y pagaron unos 500 euros (600 dólares) cada uno, indicó la Policía, que investigaba el caso.

Eslovaquia no suele ser un país de paso en las rutas migrantes a Europa occidental. (I)