Rate this post

Etiopía – África.- En un escenario desolador, familiares y amigos de las 157 víctimas del accidente aéreo de Ethiopian Airlines, que se generó el pasado domingo, visitaron la zona del siniestro para en la manera de lo posible identificar los cuerpos con la ayuda de equipos de rescate y dar el último adiós, en el lugar del suceso, a los fallecidos.

El Gobierno ha puesto a disposición de los dolientes un hotel en el que reciben asistencia psicológica las 24 horas.

En el lugar del accidente donde hoy solo existen restos, el dolor se apoderó de los presentes, madres, esposas e hijos desolados, forman parte del escenario. Familiares y amigos de los difuntos han llevado flores al lugar, con oraciones y sosteniendo fotografías  le rindieron un homenaje a las víctimas fatales del  Boeing, sin comprender por qué sucedió el accidente.

La caja negra del avión fue encontrada en el mismo lugar donde se estrelló el avión, y si no está dañada, la causa del accidente se podría conocer en los próximos días.

Entre las víctimas mortales figuran 32 kenianos, 9 etíopes, 18 canadienses, 8 italianos, 8 chinos, 8 estadunidenses, 7 británicos, 7 ciudadanos de Francia, 6 de Egipto, 5 de Holanda, 4 de India, 4 de Eslovaquia, 3 de Austria, 2 de Marruecos, 2 de España; además de 4 personas que viajaban con pasaporte de las Naciones Unidas.

También había pasajeros originarios de Alemania, Rusia, Austria, Suecia e Israel.