Rate this post

A este teniente retirado de la marina lo trajo a Estados Unidos, el cansancio y las ganas de renunciar a la guerra “Absurda” que se vive en Colombia. Su historia cambio al pisar suelo americano en donde se dedicaría al negocio de pastelería, panadería y café en general.

“Mis suegros Aquiles Martínez y Margarita Carillo, fundaron el negocio en el año 97’ ellos aprendieron hacer el pan en México, y trajeron la idea a este país” Dijo Manuel Betancourt, con mucho orgullo. En la actualidad el, es la cabeza de la panadería Las Delicias, Mamas Coffee House y la ruta de distribución.

Este emprendedor siente de cerca los problemas migratorio de los indocumentados porque debido a situaciones ajenas a él, tuvo una orden de deportación que le hizo vivir momentos muy difíciles.

Manuel, emplea a 18 personas sin distinción de raza, solo pide ganas de trabajar. En sus tiempos libres se ejercita con artes marciales, además es orgulloso portador de cinturón negro y otros títulos en su categoría.

Habla con especial cariño de sus hijos Enmanuel y Julia Sofía, pero la devoción se le siente cuando se expresa de sus padres de quien aprendió ser trabajador, honrado y sobre todo humilde… “la comida y el techo no se le niega a nadie, me enseno mi papa”.

Rapidito

¿Una comida?- La Peruana-.

¿Una frase?- Lo único que necesita el mal para sobrepasar el bien es que los ¿hombres buenos no hagan nada-.

Un lugar? Japón-.

¿Una canción? – A mi manera de Frank Sinatra-.

¿Un consejo?- Si tienes sueños, hazlos posibles luchando contra el miedo-.

DSC_2505[1] Mostrando el mapa con las rutas del pan que le ayudaron a sacar a flote su negocio después de la recesión.