Rate this post

Washington.- Empezando hoy, USCIS negará todas las solicitudes que contengan errores o le falten documentos. Y lo peor del caso es que no te darán la oportunidad de rectificarlo o corregirlo.

Es por esto que la abogada en inmigración Alma Rosa Nieto recomendó a los inmigrantes ser cuidadosos con sus solicitudes, y si  es posible, que la lleven con un representante legal calificado para que la revisen antes.

¿Cuales casos son impactados?

Casos pendientes o comenzados no van a ser afectados, solo los pedidos del 11 de septiembre de 2018 en adelante, recalcó la abogada Nieto.

El pedido que más se ha mencionado es el formulario I-130 que es la solicitud que se ingresa por primera vez para pedir a un familiar o un cónyuge a través de una persona ciudadana o residente.

“El segundo es el ajuste de estatus, también muy popular para nuestra comunidad que es la I-485, esa es la solicitud para tener la cita dentro del país y no tener que salir fuera”, indicó la jurista.

¿Cuales casos serán negados?

Las solicitudes que quieren negar porque tienen una deficiencia son las que tienen un mayor volumen dentro de inmigración. “Las solicitudes de residencia son las que comúnmente tienen más errores, o vacíos o falta de documentación”, explicó Nieto.

Los casos que no van a ser afectados incluyen los de DACA, asilo político y NACARA.

“No todo es blanco y negro. Va a ser revisado cada caso individual de acuerdo al funcionario que lo revise”, advirtió la abogada. “Parece ser que están buscando errores grandes en el sentido de que sea voluminoso donde le piden actas de nacimiento, actas de matrimonio, actas de divorcio y si [el solicitante] no envía nada de eso y solo pone las fechas; ese es un caso que va a ser rechazado”.

Pero errores pequeños quizá no van a tener rechazo. agregó. “No se puede generalizar ni tampoco debe asustarse nuestra comunidad creyendo que todo caso que entre hasta con un error con una palomita que falte va a ser rechazado”, dijo.

Si está dentro del área gris, sí lo niegan

“Los agentes de inmigración hablaron de las áreas grises de este caso. En esta situación, no solo deben hacer la solicitud otra vez, y está el riesgo pequeño pero que existe, de que den una orden para que vean a un juez de inmigración para una audiencia de una orden de deportación”, dijo Nieto.

Agregó que esto varía de caso en caso. “Aquí podría ser una persona que a lo mejor tiene delitos, o deportaciones previas, problemas de inmigración. Los funcionarios usan esas deficiencias para ver a un juez de inmigración”, recalcó.

“Hay que saber que si no está bien hecho [el caso], a quien le afectaría y cuáles serían las consecuencias de hacer todo, pagar cuotas de nuevo y otra vez en caso a caso, dar un citatorio de ver al juez.

“Si la persona es negada y puesta en un proceso de deportación, ya no puede hacer nada. Debe esperar a que un juez de inmigración lo llame”.

Consejos
  • Ver cada pregunta, no saltarse ninguna línea. Llenar cada línea, no dejar ningún cuadrito sin llenar.Establecer la relación entre la persona que está pidiendo y la que va a ser pedida. Si una persona está siendo pedida por un hermano, tener el acta de nacimiento. Si es por matrimonio, tener un acta de matrimonio. Si es residente, la tarjeta de residencia, si es ciudadano estadounidense el pasaporte o el acta de nacimiento.
  • Mostrar que todas las solicitudes están completamente llenadas. Si algo va en español debe ser completamente traducido, las fotos deben ser de la dimensión que piden. Las cuotas deben ser exactas. Le pasa mucho a la comunidad que no paga la cuota de las huellas, $85.
  • Hacer una fotocopia de todo lo que está enviando, y si después pueden ir con alguien que revise los casos.