Rate this post

Real Madrid y Juventus tienen en sus agendas una cita prevista para el próximo 4 de agosto en el estadio FedEx Field de Landover, en Washington DC, choque válido por la International Champions Cup.

Las razones por las que el luso pospondría su presentación con la Juventus ante el Real Madrid en el choque que ha sido tildado por los diferentes medios de comunicación como –el partido del morbo– es el calendario.

Cristiano Ronaldo recién ha terminado su concentración con la selección de Portugal en la Copa Mundo Rusia 2018, exactamente el 30 de junio tras ser vencida por Uruguay en los octavos de final, y diez días después se dio la noticia de su traspaso a la Juventus, equipo con el que se cree iniciaría trabajos a finales del mes de julio.

Ahora bien, si para algunos sería un tiempo suficiente para que Cristiano esté protagonizando el que sería el partido del año, para ello se tendría que esperar, puesto que la cuestión física pesaría y este no se encontraría al ciento por ciento para cumplir la primera cita con su ex.

Entre tanto, la agenda de la ‘Vecchia Signora’ se encuentra ajustada en lo que resta del mes de julio e inicio de agosto pues se medirá el 25 de julio ante el Bayern Múnich, el 28 ante el Benfica, el 1 de agosto frente al Combinado de la MLS All-Stars y cerrará con el Real Madrid el 4 de agosto.

De este modo, Cristiano Ronaldo solo tendría cuatro días para estar listo en un partido que seguramente acaparará la atención de los medios de comunicación mundiales, pero la realidad es otra, pues a esta máquina de hacer goles hay que hacerle mantenimiento y ello demanda tiempo.