Rate this post

Para la congresista Alexandria Ocasio-Cortez no hay duda de que el presidente Trump es racista. El arriesgado comentario fue hecho por la recién electa joven congresista en el programa 60 Minutes de la cadena estadounidense CBS.

“No hablas mucho del presidente Trump”, le comentó el periodista Anderson Cooper en la entrevista difundida el domingo, a lo que Ocasio-Cortez respondió: “No.. porque me parece que es el síntoma de un problema”.

“El presidente ciertamente no invento el racismo. Pero ciertamente le ha dado una voz y lo ha expandido y creado una plataforma para esas cosas”, explico la joven congresista de 29 años.

“¿Crees que el presidente Trump es un racista?”, preguntó un tanto titubeante Cooper.

“Si, si, no hay duda”, dijo firmemente Ocasio-Cortez.

“Cuando miras las palabras que usa, que son silbidos históricos de la supremacía blanca. Cuando ves cómo reaccionó ante el incidente de Charlottesville, donde los neonazis asesinaron a una mujer”, explicó Ocasio-Cortez. “En comparación con la forma en que fabrica crisis como la de los inmigrantes buscando un refugio legal en nuestras fronteras… es de noche y día”.

La Casa Blanca respondió a 60 Minutes que la “pura ignorancia de la congresista Ocasio-Cortez sobre el tema no puede cubrir el hecho que el presidente Trump haya apoyado y aprobada una reforma histórica de justicia penal” y que ha “condenado el racismo y la intolerancia en todas sus formas”.

En la misma entrevista con Cooper también se tocaron otros temas, incluyendo su apoyo de aumentar los impuestos para financiar el Green New Deal, un conjunto de propuestas para abordar el calentamiento global que transformaría la economía de los Estados Unidos a fuentes de energía renovable en tan solo 12 años que hasta Ocasio-Cortez calificó como “ambicioso”.

Cooper también hizo mención a las críticas que a la joven congresista le cuestan las matemáticas, luego de que dijiera en Twitter que errores de contabilidad en los gastos del Pentágono podrían financiar el seguro médico universal, una comparación que el diario Washington Post calificó como errónea.

“Creo que hay mucha gente más preocupada por ser precisos, objetivos y semánticamente correctos que por ser moralmente correctos”, dijo Ocasio-Cortez defendiendo su tuit.

Desde su elección como la mujer más joven de la historia en entrar en la Cámara estadounidense con 29 años, Ocasio-Cortez ha sido blanco de numerosas críticas por parte de los políticos y simpatizantes de la colectividad conservadora, que le achacan falta de experiencia.

Saltó a la fama cuando se impuso en las elecciones primarias del partido Demócrata al candidato oficial, el veterano congresista Joe Crowley, un peso pesado de la agrupación, que llevaba en su escaño desde 1999.