Rate this post

Sao Paulo – Brasil.- El jugador francés de voleibol, Earvin Ngapeth, quien se encontraba en Brasil para disputar el Mundial de Clubes con el Zenit Kazan de Rusia, fue detenido y en 24 horas liberado tras una acusación en su contra por haber tocado los glúteos de una mujer en una discoteca.

Por decisión de la juez Fabiana Cardoso Gomes el jugador, arrestado la madrugada del lunes, quedaría en libertad tras pagar una fianza de 50 mil reales (12 mil dólares).

El jugador de la selección francesa admitió que tocó el trasero de una mujer en un club nocturno de Belo Horizonte, pero aseguró que se trató de una confusión al creer que era una de las amigas que había asistido con él al lugar.

No es la primera vez que Ngapeth está en el ojo de la opinión pública por una polémica. En 2015 fue detenido por agredir a un pasajero en un tren de Francia.

En el Mundial de Clubes celebrado entre el 3 y el 8 de diciembre en Belo Horizonte se tituló el italiano Lube Civitanova.