Rate this post

California – Estados Unidos.- Un inmigrante de nacionalidad mexicana fue detenido por agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) cuando llevaba a su hijos a la escuela.

A través de un vídeo, se pudo constatar como los agentes trataron de manera violenta al inmigrante sin importar que se encontraba acompañado por dos menores. El hombre quien iba en su vehículo particular, fue sacado bruscamente del auto,  los agentes le quitaron su cinturón de seguridad y lo bajaron.

En aras de evitar problemas, el inmigrante no mostró resistencia durante el procedimiento.

“Empezaron a amenazarlo con una pistola eléctrica. Entonces, él para proteger a sus hijos y para protegerse a sí mismo hizo lo adecuado y siguió las instrucciones del oficial “, dijo Linda Barreto, abogada del mexicano.

Los agentes habían amenazado con utilizar la pistola de descarga eléctrica si el hombre no se sometía a las órdenes. Le insistieron para que saliera del auto con las manos en alto.

Durante el proceso de detención, la hija del mexicano gritaba desde el interior del vehículo que su padre “no es un criminal”. Los agentes les advirtieron a los menores que no grabaran lo que estaba sucediendo.

Ante la detención del padre,  la mamá de los menores llegó al lugar para evitar que fueran entregados al Departamento de Familias y Niños.

Se desconocen las razones por las que el inmigrante, que es trabajador del campo, fue detenido.

“No respetaron a mis hijos. Ellos miraron todo. Ellos pasaron por todo. Mis hijos estaban desesperados, gritando, llorando”, dijo la esposa del hombre.

El mexicano detenido es padre de cuatro niños, dos de ellos ciudadanos estadounidenses.