Rate this post

Oakland.-  Klay Thompson anotó 40 puntos por segundo encuentro seguido, algo que jamás había conseguido en su carrera, y los Golden State Warriors  doblegaron el domingo 117-105 a los Philadelphia 76ers.

Draymond Green aportó su duodécimo “triple doble”, la mayor cifra de la franquicia, al totalizar 13 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias. Stephen Curry  ayudó con 20 unidades y ocho asistencias, y Golden State (66-7) siguió delante del ritmo que llevaban los Chicago Bulls en la temporada 1995-96, cuando impusieron un récord con 72 victorias.

Después de 73 encuentros, Chicago tenía una foja de 65-8.

El reservista Marreese Speights totalizó 17 tantos y siete rebotes para que los Warriors hilvanaran su 53ra victoria seguida en campaña regular dentro de la Oracle Arena. En esta temporada, han conseguido 35 victorias consecutivas en casa.

Carl Landry anotó 22 puntos por los 76ers, el peor equipo de la NBA, que perdieron su noveno compromiso en fila.