Rate this post

Wrightsville Beach.- Cientos de personas han sido rescatadas de sus hogares y cientos de miles se han quedado sin electricidad a medida que el peligroso huracán Florence se acercaba este jueves por la noche a la costa este, para finalmente tocar tierra alrededor de las 7 a.m. del viernes cerca de Wrightsville Beach, Carolina del Norte.

Las autoridades de New Bern, una ciudad ubicada en el condado de Craven, Carolina del Norte, informaron este jueves por la noche en Facebook de que los equipos de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) estaban trabajando para rescatar a unas 150 personas.  “Vamos a ir a por ti. Es posible que tengas que subir a la segunda planta o al ático, pero vamos a ir a por ti”, dice el mensaje en esta red social.

Los daños que deja Florence se han extendido por el estado y hasta este viernes a las 8.30 a.m. había más de 450,000 personas que se han quedado sin electricidad, según el departamento de seguridad pública de Carolina del Norte. Los principales condados afectados son New Hanover, Carteret, Onslow, Pender y Craven.