Rate this post

GUADALAJARA, México – Las Chivas ganaron por fin en el Estadio Akron, la malaria de nueve meses y once partidos sin triunfo en casa quedó atrás.

Los rojiblancos derrotaron 1-0 al Necaxa con la anotación vía penal de Ángel Zaldívar.

Al minuto 24′, Zaldívar fue derribado en el área por Ventura Alvarado y el árbitro central marcó penal; el delantero cobró la pena máxima y anotó el 1-0.

Con este triunfo, las Chivas llegaron a 7 puntos y subieron a la novena posición de la clasificación.

El Guadalajara fue superior a los Rayos, tuvieron la iniciativa de atacar y anotaron su oportunidad más clara.

José Saturnino Cardozo ligó dos triunfos y acabó con la pesadilla que le resultaba a su equipo jugar en el Akron.

El “Príncipe Guaraní” festejo enérgico su triunfo al término del partido y fue a celebrar con sus jugadores al medio campo.

El ánimo de los aficionados con dos triunfos consecutivos previo al Clásico Tapatío contra el Atlasno pudo ser mejor.

El viernes visitarán al los rojinegros en el Estadio Jalisco.