Rate this post

China ha hecho historia tras alunizar con éxito por primera vez una nave en la cara oculta de la Luna. En esta parte del astro, los periodos de día y noche duran unos 14 días terrestres. La sonda Chang’e 4 fue lanzada el pasado 8 de diciembre y entró en la órbita lunar cuatro días después. A su llegada, desplegó paneles solares, antenas y empezó a tomar las primeras fotografías para enviarlas a la Tierra. El programa espacial del país asiático es una de sus prioridades, aunque está lejos del presupuesto del de Estados Unidos.

La Administración Nacional del Espacio de China (ANEC) ha informado de que el alunizaje empezó a las 10.15 hora local (02.15 GMT), cuando la sonda no tripulada inició el descenso a unas 9 millas (15 kilómetros) de la Luna. A partir de ese momento, transcurrieron 11 interminables minutos para los ingenieros chinos hasta su llegada.

Cuando solo faltaban 100 metros (330 pies), la sonda planeó para identificar obstáculos, medir las pendientes de la superficie y seleccionar una zona lo suficientemente llana en la que descender de forma lenta y vertical. A apenas a dos metros (seis pies) del objetivo, el motor se paró y el aparato alunizó, amortiguando el golpe con las cuatro patas del módulo.

«Fue un gran desafío en muy poco espacio de tiempo, con gran dificultad y riesgos», ha descrito el jefe de los diseñadores del programa de exploración lunar chino, Wu Weiren, en declaraciones publicadas por al agencia estatal de noticias Xinhua.

Un vehículo explorador  que acompaña al módulo lunar ha echado a rodar para realizar labores de reconocimiento y análisis de terreno. Además tiene programados varios experimentos diseñados por 28 universidades de China, entre ellos el cultivo de verduras y flores en un recipiente hermético.

El programa Chang’e, bautizado así en honor a una diosa que según la mitología china vive en la Luna, comenzó con el lanzamiento de una primera sonda en 2007, y desde entonces se han llevado cuatro aparatos más al único satélite de la Tierra.  El objetivo final de este programa es una misión tripulada a la Luna, aunque no se ha fijado la fecha y algunos expertos la sitúan en torno a 2036.

Tres naciones, Estados Unidos, la antigua Unión Soviética y, más recientemente, China, han enviado naves espaciales al lado de la Luna que enfrenta a la Tierra, pero este aterrizaje es el primero en el otro lado.