Rate this post

EE.UU.- Este lunes la Corte Suprema de EE.UU. acordó escuchar en el próximo período un caso relacionado con el procesamiento de tres inmigrantes indocumentados que utilizaron números de Seguridad Social robados con el objetivo de obtener un empleo.

 

Según reseñó CNN “las condenas se anularon cuando la Corte Suprema de Kansas dictaminó que la ley federal de inmigración en cuestión no permite al estado procesar a inmigrantes indocumentados, cuando la base de la reclamación proviene de información que se ha seleccionado de formularios de inmigración federales”

 

Tras esta situación ha cobrado fuerza la interrogante de hasta qué punto la ley federal de inmigración impide que los estados intenten hacer cumplir la ley de inmigración. En este sentido el profesor de la Escuela de Derecho de Cornell, Stephen Yale-Loehr asegura que “Si la Corte Suprema toma el caso y revoca la decisión de la corte de Kansas, todos los estados podrían procesar más fácilmente a los no ciudadanos por robo de identidad”.

 

La Ley de Reforma y Control de Inmigración impide que el estado use la información para procesar a las personas si la información está en el formulario federal I-9, aunque el estado no usó el formulario I-9 para recopilar la información para los procesos penales.

 

La Ley Federal de Reforma y Control de Inmigración, tipifica como ilegal emplear a inmigrantes no autorizados, razón por la que estipula un sistema de verificación de empleo para los patronos, en tal sentido, cuando un empleado se encuentra en proceso de contratación, deben completar formularios federales con su información.

 

En Kansas destaca el caso de tres inmigrantes que fueron procesados bajo la ley estatal tras emplear los números de Seguro Social de terceras personas con la finalidad de obtener un empleo, sin embargo la Corte Suprema de Kansas anuló las condenas alegando que la ley federal de inmigración le impide al estado hacer cumplir la ley penal estatal.