Rate this post

México – Con un pulso de fuerza política electoral y plazas llenas de seguidores, los cuatro candidatos a la Presidencia de México concluyeron el miércoles los actos oficiales de la campaña para los comicios generales de este domingo 1 de julio.

Al tiempo que los candidatos Ricardo Anaya, Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade y el independiente Jaime Rodríguez cumplían sus últimas citas de proselitismo, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto llamaba a los ciudadanos a vivir una “fiesta de la democracia” del día de las elecciones.

Anaya cerró campaña en el central estado de Guanajuato; Meade se reunió con sus centenares de seguidores en el norteño estado de Coahuila; López Obrador hizo una concentración en el estadio Azteca de Ciudad de México y Rodríguez Calderón se refugió en las redes.

Ante unos 80.000 seguidores en el Estadio Azteca de Ciudad de México, el izquierdista López Obrador se proclamó de una buena vez como ganador de las elecciones y aseguró que transformará México para acabar con un “régimen autoritario y corrupto”.

López Obrador, candidato de la alianza de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) con los partidos del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES), aseguró que “está a punto de comenzar la cuarta transformación de la historia de México” y pidió el “voto masivo” para fijar la victoria.

En un discurso que llevaba por escrito indicó que el éxito de este movimiento se debe a la “perseverancia” y la “terquedad”, en referencia a que este es su tercera contienda en unas presidenciales, tras las derrotas del 2006 y 2012.

Atribuyó el éxito del movimiento a la unión y el “esfuerzo” de muchos dirigentes y voluntarios.

“La victoria del domingo se ha ido concretando con la abnegación de muchos, no surge de repente”, apuntó.

En Saltillo, capital del norteño estado de Coahuila, el candidato del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) en alianza con el Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (PANAL), José Antonio Meade llamó a votar a su favor para “estar del lado correcto de la historia”.

“Los resultados de esta elección van a definir el rumbo del país por los próximos años. Nuestros hijos nos van preguntar de que lado de la historia estuvimos y que esfuerzo hicimos y estamos obligados a responder que estuvimos del lado correcto de la historia”, dijo Meade ante centenares de seguidores.

Arropado por arengas de “¡Pepe presidente!”, el candidato oficialista criticó a López Obrador por representar una alternativa autoritaria y antidemocrática y amenazar a las instituciones y ofrecer una amnistía a los criminales.

Meade pidió el domingo “ratificar en las urnas” que el único proyecto serio con rumbo para dar el cambio que México necesita es la propuesta que encabeza la cual calificó como “la mejor y por eso vamos a ganar y los otros van a volver a perder”.

Anaya, de la coalición de los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC), cerró su campaña en León, estado de Guanajuato, con una petición para contar con el voto útil para ganar la Presidencia de México.

“Hago un llamado a quienes militan en otros partidos, hago un llamado al voto útil”, aseguró Anaya al sostener que su coalición es la única que puede derrotar a López Obrador, quien en los sondeos aparece con las mayores posibilidades de obtener el triunfo el próximo domingo.

Anaya descalificó al gobierno de Enrique Peña Nieto al acusarlo de haber intervenido de una forma “vulgar e ilegal” para acusarlo de fraude a fin de golpear sus aspiraciones a la Presidencia de México.

El independiente Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco, dio por terminada sus actos de proselitismo con una “charla digital” con sus simpatizantes en la plataforma de videos Youtube.

Rodríguez Calderón les dijo a sus seguidores que el país tiene que superar los programas y las ayudas asistencialistas que ofrecen todos los partidos a los ciudadanos ya que es una vía “que está destruyendo a México”.

Les habló sobre la violencia, el narcotráfico, la falta de educación y del empleo, entre otros temas, con ciudadanos que “conectados” vía remota los cuestionaron y también le manifestaron su apoyo.

En un mensaje a los ciudadanos Peña Nieto celebró los “signos positivos” de la evolución democrática de México expresados en las campañas y lamentó la violencia en este proceso electoral, en el que se han registrado 129 muertos, 27 de ellos candidatos.

La campaña “se ha caracterizado por un intenso debate político, una amplia participación de la sociedad y una indiscutible libertad de expresión”, dijo Peña Nieto sobre lo que calificó “signos positivos de la evolución democrática de México”.