Rate this post

Georgia – Un autobús escolar de color gris, como el que podría utilizarse para trasladar a presos, y bautizado con un enorme cartel: “Deportation bus”, es decir, el autobús de la deportación. Y por si no quedara claro, lleva un mensaje adicional en las ventanillas: “Llena este autobús de ilegales. Vota a Michael Williams”.

Este senador estatal y candidato en las primarias republicanas a gobernador de Georgia del 22 de mayo ha lanzado un tour campaña temático: visitará las ciudades santuario en ese estado para, según señala en un comunicado, “demostrar como peligrosos extranjeros ilegales arruinan la economía local, le cuestan empleos a los estadounidenses, incrementan los costes sanitarios y reducen la calidad de la educación”.

En un mensaje electoral, Williams asegura que “llenará este autobús con ilegales y los mandará adónde vinieron”. Según aparece escrito en el vehículo, a México.

Williams respalda las políticas migratorias del presidente, Donald Trump, que durante su campaña presidencial acusó a los mexicanos de enviar a criminales y violadores a Estados Unidos. En la parte de atrás del autobús, aparece este mensaje: “Asesinos, violadores, secuestradores, abusadores de niños y otros criminales a bordo. Síganme a México”.

No es el único candidato a gobernador con este mensaje contra los inmigrantes indocumentados (a los que Williams califica como ilegales”.

Brian Kemp asegura en uno de sus mensajes electorales que maneja “una camioneta grande” (en el vídeo, una Ford F350) con un propósito: “Por si acaso necesito ir recogiendo a inmigrantes ilegales y llevarlos a casa yo mismo”. Luego, consciente de su deseo de provocar, mira a la cámara sonriendo y añade: “Sí, es lo que he dicho”.