Rate this post

Brasilia – Brasil.- El incendio registrado en un centro asistencial de Río de Janeiro ha dejado 11 muertes confirmadas, según lo reportado, este viernes, por autoridades locales.

 

Las llamas, que consumieron al Hospital Badim, iniciaron el jueves por la noche, provocando densas nubes de humo.

 

En medio de la emergencia, personal del recinto hospitalario evacuó a los pacientes, en especial a las personas de la tercera edad y a aquellas que se encontraban en cuidados intensivos.

 

Muchos fueron desalojados en camillas o en sillas de rueda y atendidos en medio de la calle.

 

Por lo menos 90 enfermos fueron trasladados hasta otros centros asistenciales. Ello generó confusión entre los familiares, quienes no sabían si sus parientes habían perecido o si habían sido movilizados a otros hospitales.

 

Por lo menos cuatro bomberos tuvieron que recibir atención médica, luego de combatir el fuego.

 

Después de visitar el recinto hospitalario, Marcelo Crivella, alcalde de Río de Janeiro, declaró tres días de luto.