Por: Margarita Vidal/
Charlotte. NC. Los bolivianos que viven en Charlotte estuvieron de fiesta el pasado sábado 5 de agosto en vísperas de la celebración de la independencia de su país conmemorada cada 6 de agosto. El evento, que se llevó a cabo en uno de los salones de la Coalición Latinoamericana, reunió a un grupo de representantes de los cerca de 80 bolivianos que viven actualmente en el condado Mecklenburg. La dirección estuvo a cargo de Jesús Chávez y en representación de la embajada de Bolivia participó Pablo Canedo Daroca. El doctor Jhonny Camargo interpretó con entusiasmo el himno boliviano. Música, danzas corporales, desfiles de trajes típicos, exhibición de objetos nativos, así como degustación de la comida tradicional boliviana fueron algunos atractivos que mantuvieron a los presentes con emoción y entusiasmo. El evento fue organizado por el Comité de Fiestas Patrias y Tradiciones de Charlotte.

Como surge Bolivia
Se recordó cómo se perdió para siempre el último reducto de España en América del Sur con la batalla final del 9 de abril de 1825, cuando las tropas se rindieron ante el ejército rebelde a cargo de Antonio José de Sucre. El Congreso Constituyente fue convocado el 6 de agosto del 1825 para crear una nueva Carta Magna, llamando a este nuevo país independiente “Bolivia”, en honor al libertador Simón Bolívar, quien condujo la nación por el camino de la democracia y la independencia hasta dejar el poder a su compañero y héroe de guerra, Antonio José de Sucre, quien continuó en la presidencia.

Obra filantrópica
En el evento salió a relucir la obra benéfica que lleva a cabo el doctor Carlos Vargas, de 81 años, quien llegó a los Estados Unidos luego de dos años de haberse graduado en Bolivia. Tras su retiro, el Doctor Vargas se une al “North Carolina -Cochabamba Partner of the Américas Chapter”, a través del cual organiza visitas anuales a Cochabamba, junto a un equipo de voluntarios de cirujanos plásticos, quienes asisten a niños de familias indigentes que han sido víctimas de quemaduras. Desde el 2006, cerca de 1,500 niños han logrado transformar sus vidas gracias a estas operaciones.