Rate this post

A lo largo del último mes, Ben Affleck había sido fotografiado en varias ocasiones durante sus salidas temporales de la clínica en que permanecía ingresado -incluso su primer viaje a las instalaciones acompañado de su exesposa Jennifer Garner fue captado por los paparazzi-, pero hasta ahora él no se había pronunciado acerca de su tercer paso por rehabilitación.

“Esta semana he completado una estancia de cuarenta días en un centro de tratamiento para adicciones al alcohol y continúo siendo paciente suyo desde el exterior“, comienza el mensaje que el protagonista de “Justice League” ha publicado en Instagram para aclarar el estado actual de su tratamiento.

El apoyo que he recibido de mi familia, mis compañeros y los fans ha significado para mí más de lo que podría expresar aquí. Me ha dado la fuerza y el respaldo que necesitaba para hablar de mi enfermedad con otros. Luchar contra una adicción es una batalla para toda la vida y un duro desafío. Debido a ello, uno nunca deja de estar en tratamiento. Es un compromiso a tiempo completo. Yo estoy luchando por mí y por mi familia“.

La decisión de romper su silencio en un momento tan delicado de su vida personal responde en parte a un deseo de normalizar un tema tabú como el de la necesidad de recibir apoyo profesional para lidiar con una enfermedad como el alcoholismo.

Mucha gente se ha puesto en contacto conmigo a través de las redes sociales para hablar de su propia experiencia con la adicción. A ellos quiero darles las gracias: su fortaleza resulta inspiradora y me ha dado más ánimos de lo que pensé que fuera posible. Ayuda saber que no estoy solo. Como trato de recordarme, cuando tienes un problema, pedir ayuda es una señal de valentía, no de debilidad o cobardía”.

Para concluir, el intérprete y director ha querido agradecer una vez más el respaldo que le ha proporcionado su círculo de allegados y ha prometido que intentará ser un ejemplo para otros que se encuentren en una situación similar a la que se enfrentaba él hace tan solo unas semanas.