Rate this post

Washington – Estados Unidos.- El fiscal general William Barr no está de acuerdo con un informe elaborado por el inspector general del Departamento de Justicia que será presentado la próxima semana y que asegura que el FBI tenía suficientes elementos para que se iniciar una investigación en 2016 contra los miembros de campaña del entonces candidato presidencial Donald Trump.

El informe, relacionado con la polémica de la supuesta injerencia de Rusia en los comicios de 2016, el cual no avala Barr, podría ser el preludio de una fisura importante dentro de la aplicación de la ley federal sobre la investigación de una campaña presidencial, señala The Washington Post.

El medio capitalino, que revela la postura de Barr, agrega que el fiscal general ya ha manifestado su escepticismo ante la decisión del FBI de investigar los vínculos de Trump con Rusia y si el mandatario incurrió en obstrucción a la justicia.

Menciona que el fiscal general sostuvo en privado que Michael Horowitz, inspector general del Departamento de Justicia, no tiene suficiente información para llegar a la conclusión de que el FBI tenía suficientes detalles en el momento para justificar la apertura de dicha investigación.

La portavoz del Departamento de Justicia, Kerri Kupec, dijo en un comunicado que la investigación del inspector general «es un crédito para el Departamento de Justicia». Su excelente trabajo ha descubierto información importante que los estadounidenses pronto podrán leer por sí mismos, indica la publicación.