Rate this post

Barcelona – España.- Barcelona y Real Madrid acordaron disputar “El Clásico” en una nueva fecha, 18 de diciembre, luego de que la Federación Española de Fútbol decretara el aplazamiento del partido que debía jugarse el 26 de octubre, debido a la creciente ola de manifestaciones por la condena de líderes independentistas catalanes a entre 9 y 13 años de prisión.

Aunque ambas oncenas mantenían su posición de jugar el partido en la fecha original, la Federación atendió la recomendación del Consejo Superior que entendió “poco razonable” disputar el compromiso en el Camp Nou en medio de la tensión en las calles.

El primero en dar a conocer la fecha, que todavía debe ser aprobada por LaLiga, fue el equipo catalán.

En un comunicado difundido este viernes resaltó la “confianza absoluta en la actitud cívica y pacífica de la masa social, que siempre se expresa en el Camp Nou de manera ejemplar”.

El Barca criticó la decisión de aplazar “El Clásico” de manera “precipitada”, dando la imagen de que no se puede organizar el encuentro con la seguridad requerida.

Poco después el Real Madrid lo secundó y de manera escrita confirmó la fecha acordada.

LaLiga tiene en sus manos la decisión. Medios locales afirman que la institución prefiere que el partido se dispute la mañana del sábado 7 de diciembre, para cumplir con la transmisión televisiva del mercado asiático. Pero el club azulgrana sostiene que sería “un perjuicio deportivo” debido a que tres días después juega contra el Inter de Milán en un partido que podría ser crucial en sus aspiraciones en Liga de Campeones.