Rate this post

Pittsburgh – EE.UU.- Antonio Brown no quería irse de Pittsburgh sin despedirse. El receptor colocó algunos anuncios en el centro de la ciudad con el mensaje “Gracias Pittsburgh, AB 84” que iba acompañado de su firma y una foto.

 

Brown fue canjeado a los Oakland Raiders tras nueve temporadas con los Steelers. Los espectaculares en la esquina de Allies con Grant Street fueron elegidos por el mismo jugador para que fueran publicados el jueves.

 

La conferencia de prensa que sirvió para presentarlo con el conjunto de California puso punto final a más de dos meses de una relación desgastada entre Brown y los Steelers, quienes recibieron una selección de tercera ronda y otra de quinta a cambio del jugador. El punto culminante fue cuando Brown no se presentó a trabajar de cara a la Semana 17 y fue ahí donde se encendió el deseo de canjearlo.

Fue entonces cuando en enero el jugador pidió que lo dejaran ir y se expresó de forma incorrecta sobre la organización en redes sociales, así como en una entrevista con Jeff Darlington de ESPN. Su extraño comportamiento y su intención de adquirir un nuevo contrato dificultaron algunas negociaciones.

 

Pero en su primera aparición como jugador de los Raiders aprovechó para agradecer su tiempo en Pennsylvania.

 

“A cualquier niño de Pittsburgh que me esté viendo, Pittsburgh siempre será mi familia”, comentó. “Ellos me dieron la oportunidad cuando tenía 21 años. Obviamente la gente está escuchando las cosas que se dicen y se escriben. Al final del día, creo que lo único que importa es como los haces sentir. Sé que la Steeler Nation está teniendo un mal día, pero siempre existe el amor. Espero seguir siendo un buen ejemplo, un modelo a seguir y alguien que siga inspirando a las personas”.

 

Brown estableció una marca de la NFL con seis campañas consecutivas de 100 recepciones o más. (Cortesía: ESPN)