Rate this post

MEXICO.- A través de su equipo de confianza y en voz propia, el próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador adelantó en las últimas horas sobre algunas de las acciones que llevarán al país a una “cuarta transformación“ en su historia, información que en campaña se guardó con cautela y optó por un discurso más general.

Pero una vez consolidada su victoria, su futuro secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, adelantó lo que en los hechos significará “barrer las escaleras de arriba para abajo contra la corrupción y dijo que habrá un “consejo fiscal‘‘ para vigilar las finanzas públicas.

Además habrá una especie de limpia laboral en Petróleos Mexicanos que incluirá al poderoso sindicato que durante décadas ha abusado del presupuesto con desvíos de recursos a intereses privados, altos salarios y prestaciones más allá de la ley, amén de que revisará los contratos en el  sector energético.

López Obrador, de 64 años, se ha mostrado cada minuto más optimista para anunciar sus planes conforme el Programa de Resultados Preliminares arroja los resultados en el congreso: su coalición de partidos Juntos Haremos Historia se encamina a ser mayoría con al menos 70 de los 128 senadores en la Cámara Alta y 310 de los 500 diputados en la Cámara Alta.

Esto significa que prácticamente podría reformar, tirar o ampliar cualquier ley que él proponga. De entrada será la  Educativa a la que tanto criticó en campaña por considerar que golpeaba derechos laborales de los maestros, que fueron sus aliados en la contienda, pero también la que sustenta el sistema de pensiones. 

“Si tanta gente votó por él, si le cedieron tanto en las alcaldías, los estados, y el congreso, difícilmente se atrevería a fallar: va a cumplir lo que prometió‘‘, advirtió Irisela Sánchez, analista política de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Durante el primer discurso público que dio López Obrador al darse a conocer las tendencias de su victoria irreversible, prometió un país de leyes y envió mensajes tranquilizadores a los mercados, a la economía, a los demócratas y asustadizos porque él pudiera perpetuarse en el poder como un dictador.  “Habrá libertad empresarial; libertad de expresión, de asociación y de creencias; se garantizarán todas las libertades individuales y sociales, así como los derechos ciudadanos y políticos consagrados en nuestra Constitución“, prometió.

A cambio, va contra la  impunidad y la corrupción así caigan a los suyos , dijo. “Sobre aviso no hay engaño: sea quien sea, será castigado. Incluyo a compañeros de lucha, funcionarios, amigos y familiares‘‘.

Este mensaje es a la vez una sentencia, advierte la analista Sanchez: “No cumplir con las promesas de campaña es algo que la sociedad no le perdonaría”