Rate this post

Nuevo México – Estados Unidos.- Un pequeño de dos años de edad, murió tras permanecer varias horas encerrado en un vehículo expuesto a altas temperaturas. Bomberos de Hobbs, en Nuevo México, recibieron una llamada de emergencia y se dirigieron al lugar, cuando llegaron constataron que el infante se encontraba sin signos vitales.

El jefe de la policía de Hobbs, John Ortolando, informó que una mujer mujer identificada como Tammy Brook, de 40 años de edad, se encuentra detenida y es acusada por delito grave en primer grado. Brook, se encontraba a cargo del menor al momento de su fallecimiento.

La acusada manifestó que dejó al niño dentro del vehículo de manera “accidental”, y que nunca planeó su muerte.

Pese a que la muerte del niño de dos años dentro del vehículo, es la primera de este tipo que se registra en Nuevo México, la cifra de casos similares en Estados Unidos es alarmante, en el 2019 y según KidsandCars.org, una organización sin fines de lucro que trabaja para educar sobre los peligros de dejar a niños y mascotas encerrados en vehículos a altas temperaturas, 42 pequeños han muerto de la misma forma.