Rate this post

Christchurch  – Nueva Zelanda.   Al menos 48 personas, incluidos niños, han ingresado al hospital de Cristchurch con heridas de bala, tras los ataques producidos en dos mezquitas en Nueva Zelanda que dejaron un saldo de 49 muertos.

Las autoridades sanitarias de Cantebury  informaron a través de un comunicado que el diagnóstico de las heridas de bala oscilan entre graves a leves.

Una docena de personas fueron operados de de emergencia en el centro de salud tras el ataque, otro heridos fueron trasladados a otros centros de la comunidad. Hasta los momentos, las autoridades han  detenido a tres personas sospechosas, uno de ellos de nacionalidad australiana.