Rate this post

Un agente del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles (LASD) enfrenta cargos de poner en peligro a un menor y de guardar un arma de fuego de manera criminal después de presuntamente colocar una pistola dentro de la mochila de un niño de ocho años.

De acuerdo con la fiscalía del distrito del condado de Orange, Manuel Murillo, de 37 años, puso el arma en la bolsa del menor antes de dejarlo con quien estaba a cargo de cuidarlo el 11 de abril.

El guardián del menor, quien es pariente de Murillo, encontró la pistola unos 25 minutos después y contactó a la policía de la ciudad de Fullerton, quien ahora investiga el caso.

De ser declarado culpable, el agente enfrenta hasta un año en la cárcel del condado de Los Ángeles.

La audiencia previa al juicio ha sido programada para agosto 23, del presente año.